No estudies, pierdes el tiempo

He hecho la carrera y el máster que me gustaban y pienso que sólo he perdido el tiempo.

A ojo, creo que he perdido un 80% del tiempo gastado en la carrera y el máster. Y eso sin contar el dinero y el esfuerzo que me ha costado. Ah bueno, espera, que ahora tengo dos títulos tragando polvo encima del armario. Sí, una inversión muy inteligente la mía.

Conozco a mucha gente que ha terminado la carrera y ahora están en McDonals o en Decathlon. Para terminar así, mejor te ahorras la carrera:

  • 4-5 AÑOS DE CARRERA = unos 6.000 € (Si es que vas a la universidad pública).
  • 1-2 AÑOS DE MÁSTER = entre 2.000 € a 6.000 € de media (El mío costó 5.600 €)
  • TOTAL (en mi caso) = 11.600 € y 5 años de vida gastados.

En cambio, si hubieran empezado directamente en ese trabajo:

  • 5 AÑOS EN EL McDONALS / DECATHLON (unos 800 € / mes) = 48.000 € ganados.

La diferencia entre una opción y otra es de alrededor de ¡¡ 60.000 € !! Ese dinero podrías gastarlo en abrir esa empresa de deportes de aire libre que tanto te gustaría, en iniciar un negocio on-line o en viajar y conocer otros idiomas y culturas (de países menos cazurros que España). Para mí, opciones mucho más útiles que una carrera. Y lo más importante de estas opciones es que aprenderás por experiencia propia y no por teoría. Arriesgándo, equivocándote y volviendo a empezar.

La mejor carrera

La mejor carrera es la tuya propia.

En mi caso he estudiado psicología, pero no quiero trabajar como psicólogo. No quiero pasarme 8 horas diarias de por vida tratando ansiedades y depresiones. Y tampoco quiero sólo ayudar a los que ya tienen problemas graves, sino a todo el mundo con sus problemas cotidianos.

La psicología es útil para todos, con áreas como habilidades sociales, inteligencia emocional, empatía, pensamiento crítico, etc. Áreas que deberían enseñarse en toda educación básica, pero no hay ni rastro de ellas en los colegios, y a penas en la propia carrera de psicología. Eso sí, la carrera esta llena de teorías y estadística que no sirven para nada.

La carrera me ayudó, pero he aprendido mucho más de psicología por mi cuenta que por la carrera.

Ahora que lo sé, hubiera preferido utilizar esos 5 años de estudios de otra forma. Formando mi propia carrera.

Por ejemplo: es mucho más útil leer libros específicos de aquello que te gusta y que pongas en práctica lo que de ellos aprendes. Te ahorrarás el 80% de contenidos de una carrera que no son útiles y encima ganarás experiencia de la buena.

Crea tu propia oportunidad de hacer lo que quieres

Si sabes qué quieres, dedícate a ello sin esperar títulos.

Un ejemplo: Un amigo se presentó con una sonrisa y con interés real por aprender en un taller de reparación de coches. Sólo quería aprender, sin cobrar. Lo metieron en el taller y al poco tiempo demostró más ganas y esfuerzo que los demás trabajadores que cobraban a fin de mes. El jefe se vio obligado a contratarlo. Actualmente sigue trabajando allí.

Un ejemplo propio: Cada mes, durante más de medio año, fui enviando un correo al director de una consultoría que se dedica a lo que a mí me gusta, mostrando interés, ofreciéndole algo de valor que yo podría hacer y, sobretodo, que quería de verdad pertenecer a su equipo.

He trabajado durante un año allí, me dediqué a lo que me gusta y aprendí de personas con mucha más experiencia que yo. Y lo que me hizo conseguirlo no fue ni la carrera ni el máster, ni un enchufe. Fue insistir.

  • No esperes que alguien te dé la oportunidad de dedicarte a lo que quieres, porque puede que esa oportunidad no llegue.
  • No esperes que una carrera te enseñe lo que te gusta. Ahora mismo hay información accesible de casi cualquier tema en internet.
  • No esperes a que te contrate una empresa de creación de videojuegos, empieza creando uno y aprendiendo por ti mismo. Tanto si sale bien como si no, estarás haciendo lo que te gusta, ganando experiencia con ello y creando tu propio futuro.

Si todavía tienes dudas

Piensa por un momento, quién sabe más de empresas, ¿alguien que tiene la carrera de empresariales o alguien que ha iniciado dos empresas, aunque las haya cerrado?

¿a quién contratarías para tu empresa de creación de videojuegos, a alguien que es ingeniero informático o a alguien que ha programado y lanzado un juego que ha tenido miles de descargas?

La gente que de verdad crea valor no necesita títulos, sólo con su nombre basta: Mark Zuckerberg, Steve Jobs… bah, esos son demasiado típicos, ¿qué me dices de youtubers como El Rubius o Willyrex? ¿O qué me dices de emprendedores jóvenes como Luis Cuende? ¿O magos como Jorge Luengo? Han creado mucho valor haciendo lo que les gusta y les pagan por ello, tengan o no una carrera.

*****

Sobra gente con títulos y falta gente competente, gente que sepa hacer cosas y que no espere a que les digan cómo hacerlas. Falta iniciativa. Pero en España lo importante son los títulos y no las competencias y los valores de las personas.

Demuestra qué sabes hacer, pero sobretodo, cómo tú lo haces. Porque muchos sabrán hacer lo mismo que tú, pero pocos tendrán tu mismo estilo o actitud.

La sociedad prefiere empleados obedientes que pensadores independientes, no seas uno más.

*****

PD: Sólo veo realmente útil la carrera para aquellas profesiones en la que los estudios son obligatorios o en la que el acceso a la información es difícil, como medicina o como mis compañeros de psicología clínica (¡a los que les mando un saludo!).

*****

¿Y a ti?

¿Te ha servido más lo que has aprendido por tu cuenta que tu carrera? ¿O has desperdiciado tu tiempo estudiando algo por sus salidas? Cuéntame tu historia en un comentario.

¿Quieres leer más sobre esto?

Suscríbete y recibe todas las novedades de Escapa de la Rueda en tu e-mail.

 

8 Comentarios No estudies, pierdes el tiempo

  1. Pingback: ¿Qué precio estás pagando por no perseguir tus sueños? - tumejormismo

  2. Mónica

    Completamente de acuerdo contigo Fran… se aprende más trabajando. Así se hacía cuando no había universidades y los artesanos, comerciantes, hosteleros y demás profesionales (que lo eran por experiencia y no por tener títulos), tenían gente joven a su cargo que aprendía el oficio directamente de quien sabía y por el interés que ellos mismos ponían en ello.
    En el fondo con la educación ha ocurrido lo mismo que con lo demás… se comercializa con ella a través de la famosa “titulitis”.

    Y muy de acuerdo con Joel Constenla. Siempre he dicho que tras veinte años exactos estudiando, fue al comenzar a trabajar cuando me di cuenta de que no sabía casi nada. Frustrante. En unos pocos años he aprendido más que en aquellos veinte. Y tengo claro que lo que realmente me hubiera aportado algo de valor, nadie me lo enseñó: valores humanos, gestión de las emociones, habilidades sociales, habilidades para el emprendimiento, confianza en uno mismo y en la vida, toma de decisiones, sentir la propia valía… por no hablar de ecología sostenible y otras cosas que afectan al planeta, sin el cual, aquí no quedaría ni el tato.
    Son muchas cosas las que nos dejamos en el tintero.

    Enhorabuena por ser de esas personas capaces de ser y actuar diferente y además, mostralo.
    Me ha encantado conocerte a través de Twitter.

    Un saludo.

    Responder
    1. Fran J. Pastor

      Hola Mónica!

      Es preocupante que se esté comercializando con la educación. La forma antigüa de aprender los oficios me parece que tenía más cosas buenas que malas. Y por supuesto, mucho más buenas que el sistema actual.
      Esas asignaturas que comentas serían ideales para una educación general. Cambiaría mucho la cosa si todos las aprendieramos de pequeños.

      Gracias a ti por pasarte por aquí y dejarme tu comentario.
      Un saludo!

      Responder
  3. Pedro

    Magnifico artículo, al igual resto. El ser humano se ha convertido en esclavo de si mismo. Desde los inicios de los tiempos. Es hora de despertar, de darse cuenta que eta vida es algo mas

    Responder
  4. corimablog

    Mas que con la idea de que una Universidad no te sirve para nada, es con todo el concepto de que a los 18 anios estas perfectamente preparado para “escoger” en lo que te vas a dedicar el resto de tu vida, y por lo tanto, tus papas (si eres suertudo) te tienen que pagar miles de euros en los proximos 4 anios para “asegurar” que esa seleccion que hiciste, te de para comer por los proximos 50 anios….
    De locura total.
    Que a los 18 anios podamos escoger una carrera? Vamos que aun y estamos aprendiendo a lavar nuestra ropa. Mucho menos escoger licenciatura.
    Ademas vamos al tema que nos taladran en la cabeza que ese algo que escogimos mientras eramos pubertos, es el one and only. Que eso lo tienes que ejercer porque pues ya gastaste dinero y tiempo no? Pues mejor ponerse a practicarlo…
    Y los conocimientos adquiridos en la Uni? Obvio despues de 5 anios te acuerdas solo del 5% de la informacion, y de ello, aplicas un 0.01% a la vida laboral…
    Mejor seria aprender en la Universidad habilidades, competencias, crear conexiones con companeros, probar haciendo proyectos, hacer practicas en empresas, que memorizar datos que al final, no serviran de nada….

    Responder
  5. Joel Constenla

    Muy bueno el artículo y su correspondiente reflexión. En mi opinión considero que la gran cantidad de horas que hemos pasado de pequeños en el colegio y pasan ahora los niños no es garantía de éxito tanto a nivel personal como profesional. Creo que los niños deberían empezar a estudiar desde que empiezan el colegio habilidades sociales, aprender a gestionar sus emociones. A saber cómo enfrentarse a los pequeños conflictos y aprender a tomar sus propias decisiones por muy pequeñas que sean.

    Un saludo Fran.

    Responder
  6. Fernando Rivera

    Totalmente de acuerdo! Si tienes una alternativa válida, estudiar viene a ser una gran pérdida de tiempo (todo lo contrario a esa actitud tan negativa de ni estudiar, ni trabajar ni hacer nada por negatividad…). Lo mejor es aprender y formarte por tu cuenta en aquello que te gusta y acabar siendo uno de los mejores en tu campo =)

    Responder

Deja un comentario